SECRETARIO

Ministerial

Pr. Geremias Medrano, Director

Secretaría Ministerial de la Asociación Central Dominicana, ACD.

La Secretaría Ministerial sirve a los pastores, a sus familias, a los ancianos de la iglesia local o líderes de grupos, y a los pastores de la ACD.

MISIÓN

La Asociación Ministerial existe para servir a toda la iglesia en su proclamación del evangelio eterno y en su divina misión de preparar un pueblo aparejado para la pronta venida del Señor.

En el cumplimiento de esta misión, la Asociación Ministerial dirige sus objetivos a cinco grupos: los pastores adventistas y sus familias, los aspirantes al ministerio y sus familias, los ancianos de las iglesias y sus familias, los diáconos y sus familias, y los pastores de otras denominaciones

Sitio Web de Capacitación y entrenamiento Ministerial: pastoriad.org

MINISTERIO FAMILIAR

Una de las principales preocupaciones de los adventistas del séptimo día es el fortalecimiento de las familias.

La Iglesia Adventista ve a la familia como un poderoso agente de transformación espiritual en la sociedad. Por esta razón apoya el mantenimiento de los proyectos y programas que valoran la vida de las parejas, las relaciones con los niños y el apoyo a los ancianos, entre otras actividades.

En el Edén, Dios estableció la primera familia. Después de crear a Adán, dijo: “No es bueno que el hombre esté solo: le haré ayuda idónea para él” (Génesis 2:18). A partir de una costilla de Adán, Dios formó a Eva. Entonces les dijo: “Fructificad y multiplicaos” (Génesis 1:28). Los niños habrían de realzar la unión y garantizar el futuro de la raza humana.

A lo largo de la historia, las familias han formado la unidad básica de la sociedad. La escritora Elena White, una de las fundadoras de la iglesia, escribió: “El vínculo de la familia es el más estrecho, el más tierno y sagrado de la tierra” (El hogar cristiano, p. 14). A pesar de ello, a lo largo de la historia, Satanás ha atacado a las familias, ya sea mediante la poligamia, el adulterio, la rivalidad entre hermanos, la homosexualidad y la pornografía. Cuando las familias sufren fracturas, lo mismo sucede con los individuos del grupo familiar.

Gracias a Dios, su obra se enfoca en la preservación y restauración de las familias. La Biblia brinda numerosos ejemplos del poder restaurador de Dios, tales como el caso de la mujer atrapada en adulterio (Juan 8:1-11) y el del hijo pródigo (Lucas 15:11-32). Asimismo, Dios usa las relaciones familiares como símbolos de su relación con nosotros. En repetidas ocasiones, Jesús se refirió a Dios como “Nuestro padre” y a sí mismo como “el Esposo”.

Jesús quiso comunicar que Dios, al igual que un buen padre, se siente conectado para siempre con nosotros, y que desea bendecirnos y salvarnos. Y al igual que un esposo amante, Jesús nos trata con perdón y devoción. El libro de Oseas culmina con las palabras del Señor a su pueblo: “Te desposaré conmigo para siempre; te desposaré conmigo en justicia, juicio, benignidad y misericordia” (Oseas 2:19).

NUESTRAS CREENCIAS

Las creencias adventistas tienen el propósito de impregnar toda la vida. Surgen a partir de escrituras que presentan un retrato convincente de Dios, y nos invitan a explorar, experimentar y conocer a Aquel que desea restaurarnos a la plenitud.

Más info